Querido Diario 22/enero/1995

Justo cuando crees hallado quien te comprenda…
desaparece el cruel espejismo,
que con crueldad se burla,
de tu desdicha,
de tu dolor.

Lloras lágrimas de hierro
y envías en un indefinido destierro
a la esperanza y al amor.

Te dejas invadir
por el temor,
por el terror.
Te vuelves de hielo
y luego de yeso.
Por último,
sólo eres tiza
que escribe,
lo que le obligan,
haciéndose pedazos en el proceso.
Sin pensar
y pronto sin existir.

Rush (poem)

Black night,
without moon.
Running!,
trying to escape…
From what?.
Scream,
darkness,
can’t see anything.
Blood,
anger,
will somebody help me!.
Iron,
rocks.
No way out!.
I’m trap!.
Steps that sound like thunders in the middle of the silence…
It’s getting closing to me…
Damp floor.
Cold.
Nobody heard me.